Prefacio de los Aliados a la segunda serie de Discursos

Hemos venido de nuevo para prepararlos para más información que nos gustaría transmitir acerca de la presencia de la Comunidad Mayor en el mundo actual, y esperamos abordar muchas de las preguntas que generó nuestra primera serie de Discursos. Entendemos por nuestras propias observaciones el grado en que la humanidad no está preparada para este gran encuentro que está teniendo lugar entre ustedes. Hay muchas razones para esto, pero la situación ha de cambiar y les recomendamos que compartan este material con tantas personas como les sea posible.

Es una tarea difícil llevar un mensaje de este tipo y la realidad mayor que representa. Esperamos y confiamos en que ustedes puedan encontrar el apoyo que necesitarán para llevar esto al mundo. Hay muchas voces que compiten hablando a su mundo desde la Comunidad Mayor, y hay mucha confusión. Y junto con esto, está la ambición humana. Como resultado, la situación se ha vuelto muy difícil. Ya lo hemos visto en otros lugares. No es un problema exclusivo de la humanidad.

La presencia de la Comunidad Mayor está creciendo. Se están construyendo establecimientos en el Sistema Solar para proporcionar una vía para suministros y refuerzos. No es una escalada militar, sino más bien una red a través de la cual pueden traerse a su mundo recursos y equipos. Nosotros vemos sus establecimientos. Ustedes no los van a encontrar, porque no pueden aventurarse en el espacio suficientemente todavía, pero se está construyendo una red en este sistema solar para apoyar la presencia extraterrestre en su mundo actual.

Los Invisibles (La Presencia Angélica) nos dicen que hay personas dentro del gobierno de la nación estadounidense que son conscientes de la Intervención y están tratando de contrarrestarla. Pero ellos no tienen nuestro consejo, y aunque pueden reconocer un cierto grado de verdad en la situación, carecen de la preparación necesaria. Se nos dice que hay otros dentro de este gobierno que ya se han unido a la Intervención. Y hay personas en posiciones de poder económico que se han unido a la Intervención.

Todavía estamos en una fase temprana de la Intervención, así que hay mucho trabajo que se puede hacer. Si la gente pudiera conectar con aquellos que están en el gobierno y se oponen a la Intervención, esto permitiría que nuestras voces llegaran a gente en posiciones de poder y autoridad. Si esto se puede lograr, sería muy útil.

Hemos comprendido que nuestra presencia en el Sistema Solar debe pronto llegar a su fin, y estamos siendo obligados a trasladarnos fuera del alcance de este sistema solar, a una distancia considerable del mismo. Como resultado, nuestras oportunidades como observadores llegan a su fin, porque no podremos estar en condiciones de presenciar estas cosas de primera mano. Sin embargo, podemos continuar nuestro consejo con respecto a las realidades de la vida en el Universo. Y podemos mantener nuestro enlace con nuestro mensajero. Nuestra situación se está volviendo precaria y debemos retirarnos pronto, pero antes de hacerlo queremos impartirles más información. Debemos tener cuidado de no presentar información que sólo despertaría especulación ociosa. Ese es el peligro de presentar demasiados detalles. Aquí las personas pierden su perspectiva de la situación general y quedan fascinadas o intrigadas con ciertas cosas de las que podríamos hablar en relación con la naturaleza de las interacciones entre la vida inteligente en el Universo.

Una vez que tengan la perspectiva y la comprensión adecuadas, y una vez que tengan una cierta comprensión de las realidades de la vida en el Universo que les afectarán directamente, entonces no necesitarán tanto nuestro consejo. Entonces entenderán la Intervención lo suficiente para comenzar el proceso de contrarrestarla.

Ahora debemos retirarnos y enviar nuestras comunicaciones futuras desde una distancia mucho mayor. Hay muchas preguntas que podemos responder, y hay algunas preguntas que no podemos responder. Sin embargo, entendemos plenamente el gran desafío que enfrenta hoy la humanidad y cómo se intentará la Intervención. Esto es lo que podemos señalar a partir de nuestra propia experiencia y de nuestras observaciones de la vida en el Universo.

Es cierto que si ustedes todavía no se han encontrado con las realidades de la vida en el Universo, tenderán a pensar que sus valores y su comprensión son universales. Pensarán que la vida gira en torno a ustedes. Y pensarán que cuando se produce una visita, de alguna manera debe ser para su beneficio. Estas son suposiciones comunes entre las razas emergentes como la suya. Ustedes tendrán que aprender a superar estas suposiciones lo mejor que puedan, y deben llegar a aquellos que pueden escuchar nuestro mensaje en este momento. No podemos pedir más que esto.

Como resultado de nuestra primera serie de Discursos presentándose en forma de libro, estamos en peligro y obligados a retirarnos, porque sus adversarios han iniciado una gran búsqueda de nosotros en el Sistema Solar. Nuestro escondite ya no es seguro. Una búsqueda está en marcha por nosotros, e incluso nuestro escape será difícil. Seremos perseguidos. Es por eso que ahora nos debemos retirar.

Vamos a hablar en estos Discursos un poco más acerca de nuestras razas, aunque no vamos a dar nuestros nombres, porque desde luego todo lo que les proporcionemos caerá en manos de sus adversarios. Si descubren o incluso adivinan nuestros orígenes, sería muy, muy peligroso para nuestros mundos de origen.

Con el tiempo y la comprensión, ustedes sabrán por qué hemos sido enviados. Y sabrán por qué ahora debemos retirarnos y encontrar refugio seguro aún más lejos. Hacemos esto sin abandonar nuestra misión; es sólo para situarnos en una posición desde la que la misión pueda continuar. Marshall, nuestro mensajero, es el enlace. Nosotros no nos estamos comunicando con nadie más en el mundo.