La Herramientas de la Intervención

Traducción del tercer capítulo del libro 3 de Los Aliados de la Humanidad.

Debemos hablar sobre la Intervención que se está produciendo en su mundo, a la luz de los tres requisitos para la libertad. En primer lugar, ustedes deben ver que la intervención es parte de la naturaleza. Es inevitable que se produzca. Está destinada a suceder. Cualquiera que tenga poder en el universo debe enfrentar el riesgo de intervención, competencia e intrusión. Cualquiera que haya ganado una ventaja de algún tipo —ya sea una ventaja tecnológica o bien recursos raros y valiosos— tendrá que enfrentar el problema de la intervención y la competencia en el universo. Se trata de un problema universal y, una vez más, esa es la razón por la que los sabios permanecen ocultos. Una vez más, esa es la razón por la que la humanidad debe aprender a ser extremadamente discreta.

Ustedes viven en un mundo de gran diversidad natural y recursos biológicos. Aquellos que están interviniendo hoy en su mundo no están interesados ​​en los recursos que ustedes más aprecian. Están interesados ​​en los recursos biológicos, en particular en los recursos que representan los componentes básicos de la vida: los agentes genéticos, la clorofila, la sangre y el plasma. Estas son las cosas que son valiosas y muy necesarias en un universo lleno de mundos estériles. Parte de esto representa un comercio ilegal, un comercio que no está permitido por razones éticas pero que, no obstante, existe.

También se buscan aquí metales raros, metales de los que ustedes son conscientes y otros metales de los que no son conscientes. Estas cosas deben ser extraídas con ayuda humana. Cualquier cosa que una raza extranjera pretenda hacer en este mundo debe tener una asistencia humana significativa. Esto se debe a la barrera biológica que este mundo presenta al universo y a aquellas razas que se han desarrollado en ambientes estériles y no están adaptadas a estar en entornos terrestres biológicos como este. Debido a que mundos como éste son muy inusuales, hay muy pocas razas en el universo que tengan esta adaptación. Es por eso que las razas nativas deben ser cultivadas y alineadas genéticamente con las razas que intervienen. Este es un proceso que consume tiempo, pero aquellos que están participando en este tipo de actividades creen que los resultados valen la pena.

La Intervención es de dos clases. Por un lado hay exploradores de recursos, que casi siempre representan a una única raza, operan con gran libertad e impunidad y son clientes de potencias mayores. A veces son clientes de redes comerciales independientes que participan en el comercio ilegal. Esos exploradores de recursos que han estado en su mundo y que están en su mundo en la actualidad son miembros de este grupo.

Luego están los Colectivos, que son multirraciales, jerárquicos y están muy bien organizados. Sus clases obreras son criadas para fines específicos y están involucrados en la cría colectiva, que es una práctica que no todas las razas avanzadas emplean. Los Colectivos buscan una residencia más permanente en este mundo. Buscan un mundo que ellos o sus clientes puedan poseer y gobernar desde lejos, con ayuda humana. Es por eso que se ha tomado tanto cuidado para estudiar la psicología y la fisiología humanas y su proceso reproductivo, así como los riesgos biológicos que existen en la Tierra. Esa es una de las razones por las que se han tomado muestras de plantas y el mundo ha sido observado desde hace mucho tiempo.

Es quizás sorprendente para ustedes comprender que una raza tecnológica avanzada tendría dificultades para adaptarse a su mundo, pues creen que su ciencia y su tecnología médica habrían superado las dificultades implicadas en esto. Pero resulta que estas dificultades son tan grandes que no hay raza que haya evolucionado en ambientes estériles o cerca de ellos que pueda soportar fácilmente los agentes biológicos que existen aquí. Incluso las enfermedades de sus animales podrían afectarles. Tan grande es este riesgo que en la historia reciente pocas razas han tratado de colonizar de este mundo.

Pero ahora los Colectivos ven una ventaja, porque la humanidad ha construido redes que ellos pueden utilizar: comunicaciones mundiales, extracción de recursos por todo el mundo y un nivel suficiente de tecnología que puede, a un nivel básico, interconectarse con aquello que ellos utilizan y usan como base.

La humanidad también está desarrollando mayores fuentes de poder destructivo, y si este poder se cultivara completamente entonces sería más difícil intentar intervenciones de este tipo.

Por último, está el deterioro de su entorno natural, que amenaza muchos de los recursos que la Intervención busca. Por eso, la Intervención ha entrado en su fase de madurez en el último medio siglo, una fase acelerada que involucra cuatro actividades fundamentales: el intento de persuadir a ciertos individuos en posiciones de poder en el gobierno, el comercio y la religión; el establecimiento de una presencia física y familiaridad con el propio mundo; la influencia en las opiniones y tendencias religiosas, que también incluye la promoción de los conflictos humanos; y el programa de hibridación para establecer seres adaptados con forma humana que sean leales a la Intervención y puedan asumir mayores poderes de gobierno aquí en el mundo. Estos cuatro programas interrelacionados representan las actividades de los Colectivos.

Los exploradores de recursos operan de una manera más sencilla, tomando las cosas que necesitan del mundo según logran encontrarlas. Pero los Colectivos tienen un plan más complejo y de largo alcance para establecer su poder y su influencia en este mundo. Ellos reconocen las fortalezas y debilidades de la familia humana y su tendencia a los conflictos. Reconocen que para ganarse la lealtad humana, que es su objetivo, deben presentarse como si fueran capaces de ayudar e incluso de salvar a la humanidad de sus propios problemas y de los grandes retos a los que se enfrenta ahora. La Intervención se presentará, por lo tanto, con una apariencia más iluminada, como agentes espirituales, como aquellos que han superado la guerra y el conflicto, viven en paz y han logrado una tecnología que la humanidad puede ahora utilizar y, de hecho, ahora necesita para rescatar su medio ambiente y poner fin a los conflictos en el mundo.

Sin embargo, todo esto representa un engaño, porque los Colectivos en realidad tratan de aumentar los conflictos humanos para debilitar a los poderes mundanos más fuertes y conseguir la lealtad a través del fracaso humano —lealtad y confianza en su presencia—. Su programa de hibridación no sólo pretende establecer personas en posiciones de poder, sino también acondicionar y programar a aquellos que secuestran para convertirlos en representantes y apologistas de la Intervención —personas que promoverán la Intervención y fomentarán que la gente tenga acceso directo a estos poderes intervinientes sin pasar por sus gobiernos ni por las figuras de autoridad humanas, con el fin de establecer un contacto directo con esas fuerzas que están condicionando a la gente a creer que la Intervención está aquí por su bien.

Es un enfoque inteligente y bien concebido, y hasta ahora está progresando con muy poca resistencia humana. Incluso los gobiernos del mundo han sido seducidos de muchas maneras. Ellos han hecho contratos con la Intervención que la Intervención ha violado, y ahora hay quienes dentro de los gobiernos del mundo son conscientes de la Intervención y la apoyan, y hay aquellos que son conscientes y se oponen a ella. Así que las semillas del conflicto y la oposición se han sembrado incluso en los pasillos del poder en los gobiernos de sus naciones, en muchos de ellos.

La Intervención la están haciendo seres físicos que son impulsados ​​por las mismas necesidades que impulsan la humanidad: la necesidad de recursos, la necesidad de energía, la necesidad de riqueza y la necesidad de una ventaja estratégica. Son estas mismas cosas las que impulsan a todas las naciones en el universo. Ustedes no deben considerar a estos seres como malignos o demoníacos, ni tampoco como angelicales. Son seres movidos por las mismas necesidades que impulsan a la humanidad.

Ahora es importante que abordemos la cuestión de cómo la Intervención está funcionando, en el contexto de los tres requisitos principales que la humanidad debe cumplir y utilizar para convertirse en una raza libre en el universo. La Intervención no valora la libertad, pues sus participantes la desconocen. Por lo tanto, la ellos intentarán combatir o socavar los avances que la humanidad tratará de hacer con respecto a estos tres requisitos fundamentales.

La unidad humana será socavada, porque una familia humana unida sería muy difícil de influenciar. El conflicto humano puede ser muy fácilmente antagonizado, incrementado y dirigido. La Intervención no quiere que la humanidad se una para hacer frente a la Comunidad Mayor. Por lo tanto, fomentarán los conflictos humanos, particularmente a través de aquellos individuos híbridos que han asumido posiciones de asesoramiento de líderes humanos. Es su papel de asesores lo que tiene aquí la mayor influencia. Estas no son personas que vayáis a ver, porque no están expuestas al público. Están escondidas y bien situadas.

Sin embargo, [estos individuos] tienen sus opositores dentro de los gobiernos. Porque existe una lucha dentro de los pasillos secretos del gobierno, y por eso la Intervención ha tratado de influir en los poderes comerciales más incluso que en los funcionarios del gobierno. Porque los poderes comerciales se rigen por la codicia. Estos buscan la riqueza, el poder, el predominio y la ventaja sobre sus rivales. No están sujetos al escrutinio público y no son responsables ante las personas en general, por lo que son mejores candidatos para el plan de la Intervención de ganar representantes y enlaces humanos.

La unidad humana tendrá la oposición de la Intervención, porque una humanidad unida se opondrá a la Intervención. Será cada vez más resistente a cualquier intento por parte de cualquier potencia extranjera de ganar acceso o ventajas aquí. Es por eso que el énfasis de la Intervención es amplificar las crisis, los conflictos y los desacuerdos humanos y fomentar la proliferación de armas, llevando a la humanidad más lejos en su propio camino autodeterminado de destrucción.

Una humanidad debilitada será vulnerable a la persuasión, y una humanidad debilitada tendrá más probabilidades de responder a las ofertas de tecnología, a las ofertas de asistencia en materia de gobierno y a las ofertas de ser conectados a las redes de comercio que ya existen en el universo.

Si la humanidad se debilita, será difícil para cualquiera de sus líderes o sus pueblos rechazar las ofertas de tecnología y los recursos que les serán proporcionados, ofertas que sin duda socavarán su libre determinación y los harán ser dependientes de redes de intercambio, comercio y poder sobre las cuales ustedes no tendrán ninguna influencia o control.

Estas actividades no son malignas en el sentido que podrían pensar. Representan la competencia, y la competencia es parte de la naturaleza. Si ustedes van a ser poderosos, otros competirán con ustedes. Si ustedes poseen riquezas, otros competirán con ustedes por estas riquezas. Si ustedes hacen un mal uso del mundo, otros tratarán de aprovechar esto para sí mismos. Y si ustedes siguen divididos, otros tratarán de utilizar eso a su favor.

En cuanto el agotamiento de recursos, la Intervención apoyará el uso excesivo de los recursos de los que ustedes dependen para sus necesidades básicas de energía, ya que ellos no necesitan estos recursos. El agotamiento de estos recursos acelerará aún más los conflictos y el deterioro de la humanidad. Por lo tanto, se fomentará el uso excesivo de estos recursos y el deseo de la gente de mantener su comportamiento actual.

Un agente extranjero aquí sólo necesitaría animarlos a hacer lo que han estado haciendo todo el tiempo: lo que han estado haciendo por razones prácticas, para mantener la riqueza y el poder, para mantener la estabilidad de su nación y para mantener su predominio sobre otras naciones. Estos agentes aconsejarán esto a sus dirigentes y en especial a los líderes del comercio, que siempre buscarán beneficios y ventajas.

Dado que la Intervención representa a fuerzas comerciales, está particularmente enfocada en alinearse con las fuerzas comerciales humanas de su mundo. Aquí comparten un propósito común y muchos métodos comunes, y pueden apelar a las personas que tienen este enfoque y esta intención. ¿Quién entre los poderosos y la élite del comercio y los negocios de este mundo podría rechazar la oferta de tecnología avanzada y la oferta de tener derechos de propiedad sobre algo que ninguno de sus rivales posee? ¿Quién podría rechazar la oportunidad de participar en el comercio y los negocios con las poderosas fuerzas que hay más allá de este mundo?

Los líderes del comercio no son responsables ante el público, ante la gente de su mundo. Ellos no son examinados. Sus posiciones son seguras. No necesitan ganarse el favor del público para proceder en su búsqueda de poder. ¿Quién de ellos rechazará las ofertas de tecnología avanzada y comercio con otras naciones y la riqueza, el poder y la ventaja que tales compromisos podrían prometer?

Incluso sus líderes religiosos serán animados a alinearse con la Intervención. Se les animará a creer que la Intervención representa a formas avanzadas de vida, avanzadas moral y éticamente más allá de lo que la humanidad ha establecido, y que la humanidad debe recurrir a ellas ahora en busca de inspiración y orientación. Estos líderes religiosos serán llevados a creer que la Intervención está aquí como un acto de la providencia, como un acto de Dios, para salvaguardar a la humanidad y asegurar su futuro. Son sus creencias y su énfasis lo que aquí se explotará, porque estos individuos no son capaces de ver con claridad ni de discernir el significado y la realidad de la Comunidad Mayor.

A aquellos individuos que son rebeldes y tratan de fomentar la revolución, la Intervención les dará inspiración. La Intervención puede susurrar en sus mentes, puede presentar imágenes frente a ellos: imágenes de sus santos, de sus dioses, de la justicia de su causa. Aquellas personas que no puedan distinguir entre una presencia de la Comunidad Mayor y una manifestación espiritual no serán capaces de resistir. Ahora sentirán que tienen la voluntad y el apoyo divinos tras sus objetivos políticos. Ahora se sentirán justificados de emprender cualquier acción, no importa lo destructiva que sea, para cumplir con sus creencias y su sentido de la justicia.

Ninguna de estas inspiraciones proviene de una fuente divina, porque el Creador del universo nunca apoyaría los conflictos humanos. Pero en el caso de una raza conflictiva de seres que viven en un mundo hermoso valorado por otros, este conflicto representa una ventaja fundamental para una fuerza de intervención. Así, una fuerza mucho más pequeña puede abrumar a una fuerza mucho mayor.

Los Colectivos tienen una presencia muy pequeña en el mundo, y sin embargo pueden tener gran una ventaja aquí, alentando a los gobiernos a tomar medidas que no apoyan sus mejores intereses, y alentando conflictos que sólo conducirán a ambas partes a un mayor deterioro y empobrecimiento. Ellos pueden promover un uso de los recursos del mundo que sólo puede conducir a la decadencia de la humanidad y al colapso de las sociedades, e incluso de la propia civilización.

La Intervención está explotando su debilidad, y es por eso que ustedes deben cultivar su fuerza. Deben ver que sus predisposiciones al conflicto y la división son inherentemente autodestructivas y los dejan en una posición débil y vulnerable frente a la Comunidad Mayor. La unidad y la cooperación humanas serán esenciales para el futuro de la humanidad, si ustedes desean permanecer y crecer como una raza de gentes libres en el universo. La Intervención se opondrá a esto, porque ello contrarrestaría sus objetivos e incluso su presencia aquí en este mundo.

En cuanto a la cuestión de la discreción, la Intervención quiere saberlo todo sobre ustedes: cómo gobernar sus puntos de vista, cómo motivar sus sentimientos, cómo estimular sus emociones, cómo hacer que se comporten de la manera que ellos quieren que ustedes se comporten. Porque el control de la mente humana y su percepción es esencial para sus objetivos finales de gobernanza en este mundo.

La discreción humana, por lo tanto, va en contra de los objetivos de la Intervención y será desincentivada. La discreción de la humanidad sólo será apoyada para mantener los secretos de la Intervención —sólo para ocultar sus planes y hacer olvidar a los individuos lo que se les ha dicho y los experimentos a menudo brutales a los que han sido sometidos cuando fueron extraídos de sus hogares y sus familias contra su voluntad. Aquí se fomentará el olvido, incluso con amenazas de violencia.

La Intervención no quiere que la población humana conozca sus actividades reales y su verdadera intención. No quiere que la humanidad se vuelva más poderosa. No quiere que la humanidad consiga aislarse de la Comunidad Mayor. Porque la Intervención está aquí para establecer la dependencia y la cooperación. Este es su camino hacia el éxito, un camino que no está siendo suficientemente resistido dentro de su propio mundo.

El poder del Conocimiento es la inteligencia sagrada colocada dentro de cada individuo. El poder del Conocimiento es desconocido para la Intervención, ya que si lo conociera no habría Intervención y no se intentaría un comportamiento falto de ética como este. Los mayores poderes de la humanidad no se están utilizando, y la humanidad está siendo alentada a comportarse de maneras que no favorecen sus mejores intereses.

Si bien es cierto que la humanidad podría cometer todos sus errores por sí misma, contar con el apoyo de la Intervención hace que los riesgos sean aún mayores. Esto se hace de una manera completamente oculta. Si bien la Intervención se presentará a sus creyentes y defensores como una fuerza benigna y espiritual, en realidad estará apoyando a las fuerzas mismas que socavan la integridad de la humanidad, su unidad y su confianza en sí misma. La Intervención socavará la creencia y la confianza de la gente en sus líderes e instituciones, fomentando así un vacío de confianza que puede ser fácilmente suplantado por una potencia extranjera que se presenta como una raza benigna y avanzada.

Esta es la naturaleza del engaño que se aplica sobre una humanidad débil y dividida, un engaño generado por varios grupos de Colectivos económicos en competencia que buscan tener aquí ventaja. Engaños y actividades como estos han sido utilizados también por la humanidad, por lo que son comprensibles para ustedes. La tecnología sólo ayuda a la Intervención a permanecer oculta y les confiere ciertos poderes sobre la respuesta física de las personas a su presencia. Pero es el poder de persuasión en el ambiente mental —el poder de hacer que los individuos piensen lo que la Intervención quiere que piensen, que sientan lo que la Intervención quiere que sientan y que hagan lo que la Intervención quiere que hagan— lo que representa su mayor fuerza y ventaja aquí.

La Intervención no puede utilizar la fuerza y no se trata de una presencia militar, por lo que no tienen esta capacidad. Harán uso de su mayor fortaleza, que es el poder de la persuasión, y este está siendo utilizado con gran efecto. Ellos no han conseguido su objetivo todavía. No han conseguido sus metas todavía. Pero cada día la Intervención se hace más fuerte. Cada día su influencia se hace más penetrante. Cada día su esfuerzo por pacificar la resistencia humana y dirigir la actividad humana aumenta. Para ello busca pacificar a aquellos que la resistirían y fomentar los conflictos humanos al mismo tiempo.

La Intervención está aquí para fomentar la pérdida de la fe en el liderazgo y las instituciones humanas. Esta aquí para reforzar su presencia como salvadores de la humanidad. Tanto si las riendas del poder se le otorgan pública y visiblemente o bien esto ocurre entre bambalinas, la Intervención necesita tremenda ayuda y apoyo humanos. Debe conseguir esto para satisfacer a aquellos que están viendo su presencia aquí desde lejos, y debe conseguirlo para ganar supremacía sobre el mundo sin destruir los recursos del mundo ni poner en peligro sus objetivos finales aquí.

Ustedes tienen el poder para resistir esto. Tienen el poder para resistir esto y muchas otras formas de intrusión que se intentarán en el futuro. La humanidad no conoce su propia fuerza, y es por eso que es tan vulnerable. La humanidad no reconoce la ventaja que tiene por vivir en una región altamente poblada del espacio donde la conquista militar no se permite y donde la guerra y la violencia son poco frecuentes. No comprende la ventaja que esto le da. Si ustedes levantan su voz en contra de la Intervención, esta se pondrá en riesgo. Si ustedes se oponen a la Intervención, si suficientes personas pueden hacerlo, entonces la Intervención deberá retirarse.

Se harán otros intentos en el futuro, porque el mundo es un premio y la humanidad forma parte del valor del mundo para aquellos que buscan tenerlo para sí mismos. Esta es la naturaleza de la vida en el universo. El avance de la tecnología no anula estas tendencias. No elimina la corrupción y el engaño. Hace que la adquisición de los recursos sea más urgente y más difícil de lograr. Y hace que mundos como el suyo, que contienen gran cantidad de materiales biológicos, sean increíblemente valiosos para otras razas que buscan usar estas cosas y tener acceso a ellas para sí mismas.

Seguramente, ustedes deben saber y entender que si tienen poder y riqueza en el universo, entonces habrá competencia. Sólo si creen que están realmente solos y aislados en el espacio podrían pensar lo contrario. Pero no están solos, y no están aislados. Ahora que han conseguido un cierto grado de capacidad tecnológica y han construido una tecnología que otros pueden utilizar, la motivación para la intervención se hará más fuerte, y el intento de ganar la lealtad humana y las riendas del poder crecerá en gran medida.

Sin embargo, como ya hemos dicho, la humanidad tiene el poder para contrarrestar la Intervención, construir una frontera entre sí misma y el universo y establecer sus propias reglas de interacción con respecto a quién puede visitarlos aquí y en qué circunstancias pueden ocurrir estas visitas. Ustedes no han asumido este poder, pero está ahí para que lo asuman, y deben asumirlo. Es este énfasis y la vulnerabilidad general de la humanidad lo que puede crear una motivación suficiente para que la unidad y la cooperación humanas se establezcan a un mayor nivel.

La humanidad debe establecer la unidad, la autosuficiencia y la discreción. Debe aprender cómo hacerlo con el tiempo, usando cualesquiera recursos que estén a su disposición. Para que la unidad humana proporcione libertad en el futuro, debe ser una unidad basada en el consenso, en la conciencia y en un entendimiento de la Comunidad Mayor.

Es esta conciencia y comprensión lo que queremos apoyar en esta serie de Discursos. No estamos aquí para proporcionar lo que la gente puede querer oír por curiosidad o fascinación, sino para proporcionar esas cosas que son esenciales para su progreso y la defensa de su mundo. Porque ustedes no conocen su vulnerabilidad y no saben de su fuerza. Ustedes deben conocer ambas cosas. Si no conocen su vulnerabilidad, entonces no verán la necesidad de su fuerza. Y si no comprenden su fuerza, entonces su vulnerabilidad puede vencerlos.

Esta es la vida en su mundo y la vida en todo el universo. Esto es lo que cada raza tiene que enfrentar si quiere llegar a ser fuerte y libre. Esta es la responsabilidad que viene con el poder y la riqueza. Ustedes poseen cierto poder y mucha riqueza en los recursos de este mundo. Por lo tanto, deben hacerse responsables y su gente debe estar unida en esta causa. Si se la mantiene en la ignorancia con respecto a la Comunidad Mayor, la gente no entenderá la gran necesidad de la humanidad. Y su enfoque y sus actividades no apoyarán el establecimiento de la unidad, la autosuficiencia y la discreción humanas.