El Universo al que están emergiendo

Traducción del primer capítulo del libro 2 de Los Aliados de la Humanidad.

Les saludamos. Estamos muy contentos de tener esta oportunidad de hablar con ustedes una vez más y de proporcionar la información que nos disponemos a impartir. Entendemos que nuestra primera serie de comentarios ha generado mucho interés, muchas preguntas y tal vez algo de confusión también. Esperamos, por lo tanto, aportar en este segundo volumen una visión más clara, abordar algunas de estas preguntas —si es que pueden ser respondidas— y proveerles una ventana al Universo mayor en el que viven, para que puedan ver, más allá de los confines de su propio mundo, la realidad de la vida en la Comunidad Mayor. Esta es ahora una parte necesaria de su educación, porque su mundo está emergiendo a una Comunidad Mayor de vida inteligente, una Comunidad Mayor en la que ustedes siempre han vivido.

Hemos sido enviados para proporcionar una serie de Discursos que ayuden a preparar a la humanidad para este gran umbral. Incluidos en estos Discursos están nuestras observaciones de la Intervención extraterrestre que está ocurriendo hoy en el mundo, de por qué se está produciendo esta intervención, de cómo se está llevando a cabo y de cómo se puede contrarrestar para su propio bienestar. Esto requiere que aprendan sobre la vida en la Comunidad Mayor para que puedan orientarse adecuadamente en esta nueva y mucho mayor realidad a la que están emergiendo.

Su capacidad para reconocer la verdad de lo que vamos a impartir es absolutamente fundamental para su supervivencia, para su avance y, de hecho, para la preservación de las mismas libertades que más aprecian. Porque la Comunidad Mayor a la que están emergiendo es quizás muy diferente de lo que ustedes pudieron haber pensado antes.

Hemos sido enviados en representación de los aliados de la humanidad. Somos sus representantes. No estamos en el mundo, pero hemos estado observándolo desde un lugar oculto cercano. No hemos venido para establecernos aquí, para construir relaciones con la familia humana o para establecer un vínculo económico o político con sus gobiernos. Hemos venido en cambio con una misión muy simple. Nuestra misión es observar la Intervención extraterrestre que está ocurriendo en el mundo actual y, dada la oportunidad de hacerlo, proporcionar la perspectiva que ustedes necesitarán para comprender y contrarrestar esta Intervención y para prepararse para las realidades de la vida en el Universo.

Nuestra primera serie de Discursos proporcionó una visión general de la Intervención, de la forma en que se está llevando a cabo y de lo que la gente debe llegar a entender para evitar su influencia y su persuasión y reconocer su realidad. Sin embargo, hay más cosas que ustedes deben aprender al respecto para ganar los ojos para ver y comprender estas cosas por sí mismos. Aunque todo esto pueda parecer extraño y nuevo para ustedes, no es más que otra demostración de la naturaleza, de la naturaleza que entienden y comprenden dentro de su propio mundo.

Casi todo lo que les vamos a impartir y ya hemos impartido puede entenderse a partir de su experiencia de la naturaleza. Es por eso que la Intervención extraterrestre no es un misterio. Es una demostración de la naturaleza. Su dificultad, sin embargo, es que los pone en un papel diferente al que están acostumbrados. Porque ustedes están acostumbrados a ser preeminentes en su propio mundo. Están acostumbrados a sentir que tienen la gran ventaja evolutiva dentro de su propio reino. Pero en la Comunidad Mayor, ustedes no tienen esta preeminencia o esta ventaja. Por lo tanto, deben conseguir una mayor habilidad y una mayor cooperación entre ustedes.

Esto es a la vez una gran dificultad y una gran oportunidad para su raza, ya que tal vez sólo la sombra que proyecta la Comunidad Mayor —y las dificultades que esta les hará confrontar— permitirá que la humanidad se una y encuentre su terreno común. Si esto se puede lograr, aún está por verse. Pero el desafío esta sobre ustedes, y ese desafío confronta la vida y el futuro de cada persona que vive hoy en el mundo.

En un momento dado, esto puede parecer extraño e incomprensible, y sin embargo en el momento siguiente ustedes pueden entender que esto no es sino la naturaleza cumpliéndose. Ustedes poseen un medio ambiente y unos recursos que otros valoran y tratan de utilizar y tener para sí mismos. Es su medio ambiente lo que ellos quieren. Es su ayuda lo que necesitan. Ellos no buscan destruirlos, sino lograr que ustedes se vuelvan parte de su Colectivo, al servicio de ellos.

Esto hay que decirlo muchas veces de muchas maneras diferentes, para que puedan obtener una comprensión muy clara. Como hemos dicho, esto no es un misterio. No es más que una presentación de su vida en la Comunidad Mayor. Es la realidad de la naturaleza que ustedes mismos pueden entender. Sin embargo, ustedes están en una posición diferente ahora, y esto requiere fuerza, cooperación y discernimiento humanos y un cierto tipo de sobriedad en cuanto a su comprensión de la naturaleza de la vida en el Universo.

En esta, nuestra segunda serie de Discursos, queremos darles una mayor comprensión y una mayor visión de lo que es realmente la vida en el universo que les rodea. No es simplemente una cuestión de perspectiva. Nuestro abanico de experiencias en estos asuntos es muy grande entre nosotros. Tenemos nuestras propias perspectivas únicas, pero hay ciertas realidades que nos resultan evidentes, porque estamos en posición de verlas y reconocerlas. Hemos vivido a través de las oportunidades y las dificultades de estas realidades —todas las cosas que aún ustedes tienen que experimentar por sí mismos—. Sin embargo, sus aliados en el extranjero desean evitarles los grandes riesgos que ahora enfrentan, los riesgos de emerger a la Comunidad Mayor. Desean  mostrarles su necesidad de preservar su libertad y su integridad como raza mientras experimentan esta transición difícil y prolongada.

Este es el desafío más grande que cualquier raza en el universo enfrentará jamás, y sus consecuencias serán duraderas y de gran alcance. Aun así, hay grandes fuerzas a favor del bien en el Universo, fuerzas que actúan en nombre de la libertad individual y la integridad de toda vida, fuerzas que tratan de alimentar y mantener vivo el mayor Conocimiento espiritual que reside como un potencial dentro de todos los seres sintientes. Sus aliados representan sólo una pequeña expresión de esta mayor fuerza. Por donde quiera que haya vida, existe la integridad de este Conocimiento espiritual. No es simplemente información; se trata de una “Presencia.” Deseamos demostrar la realidad y el significado de este Conocimiento, y por qué es tan fundamental para su éxito en la curación de las heridas de su mundo y a la hora enfrentar el gran desafío que puede unir y elevar a la humanidad.

El universo está lleno de vida. Pero el universo es inmenso. Y la vida inteligente que vive en la manifestación física está dispersa sobre un gran y vasto escenario. Se concentra en algunos lugares más que otros. En cierto modo, esto se parece a los mapas de sus países, donde hay grandes áreas en las que se congregan muchas personas y hay zonas donde viven muy pocas. Entre estas áreas de gran congregación en el Universo hay rutas comerciales, grandes vías que son muy transitadas. En las zonas de baja densidad de población hay muy pocas rutas, muchas de las cuales son rara vez recorridas.

Queremos darles esta analogía de la dispersión de la vida inteligente en esta galaxia. Nunca nos hemos aventurado más allá de la galaxia, por lo que no podemos hablar de otras posibilidades. Sin embargo, sólo dentro de esta galaxia hay ya una gran diversidad de vida. Nosotros mismos sólo hemos visto una muy, muy pequeña parte de ella, porque la galaxia es muy grande.

Su mundo existe en un área de congregación, un área que tiene muchos mundos habitados. Ustedes no ven esto dentro de su propio sistema solar, pero más allá de su sistema esto es sin duda cierto. Ustedes no viven en una zona escasamente poblada del Universo. No viven en una región que está inexplorada y es desconocida para los demás. Esto les da ciertas desventajas, porque su mundo está siendo examinado por muchas fuerzas poderosas. Estas fuerzas están intentando una Intervención ahora, porque la humanidad ha llegado a un punto en su desarrollo en el que ha construido una infraestructura que otras razas creen que pueden usar para sí mismas. Esta es la razón por la que la Intervención no sucedió en un momento anterior. Se dejó que la humanidad descubriera los recursos y construyera la infraestructura primero. En otras palabras, ustedes hicieron el trabajo para aquellos que creen que se servirán de ustedes en el futuro.

Por lo tanto, ustedes no viven en una zona lejana y remota de la Galaxia. Esto lo deben entender. El viaje en el espacio se hace a lo largo de ciertas rutas o avenidas, al igual que en su mundo. Algunas rutas están muy transitadas; otras lo son raramente. Su mundo existe en un área de considerable movimiento, lo que significa que hay muchas razas utilizando estas rutas para el comercio y los negocios. Dentro de esta región hay varias razas emergentes como la suya, siendo todas ellas observadas cuidadosamente por otros.

Como hemos dicho en nuestros discursos anteriores, la Comunidad Mayor a la que están emergiendo es un entorno competitivo a una escala que difícilmente se pueden imaginar. El comercio y la competencia por los recursos, por las alianzas y por los mundos que tienen valor estratégico son considerables. Sin embargo, la situación es mucho más compleja de lo que podría parecer en un principio. La conquista de otras tierras no se tolera en zonas muy pobladas. Debido al entorno competitivo, existen restricciones. Se han establecido normas a lo largo de mucho tiempo con respecto a cómo se llevará a cabo el comercio y qué reglas y directrices se seguirán. La violación de estas normas implica represalias de adversarios y competidores, y por lo tanto existe un sistema de pesos y contrapesos. Este sistema es generalmente obedecido, pero como suele suceder, se buscan excepciones de muchas maneras diferentes. Es importante que ustedes sepan que no está permitido que su mundo sea invadido, militarmente hablando. Las fuerzas que están interviniendo en su mundo no son fuertes fuerzas militares. Son grandes fuerzas comerciales. Nosotros los llamamos “Colectivos”. Y ustedes tendrán la oportunidad en esta segunda serie de Discursos de aprender más sobre su naturaleza y su estructura.

Para que los poderes económicos accedan a su mundo y se hagan con el control de su mundo, deben utilizar medios más sutiles: medios de persuasión, medios de inducción. Deben hacer que parezca que ustedes quieren que ellos estén aquí, que les dan la bienvenida, que quieren lo que ellos tienen para ofrecerles, que buscan su ayuda y sus ofertas iniciales. Ellos quieren que ustedes crean que los necesitan y que sin ellos no pueden tener éxito. De esta manera, satisfacen las restricciones que se les imponen. De esta manera, pueden tomar el control de su mundo de acuerdo con las normas que se han establecido.

La persuasión y el incentivo que se aplicarán sobre su mundo son muy poderosos y convincentes. Muchas personas, por sus propias inclinaciones y por la debilidad de su propia posición en la vida, se sienten muy atraídas a esta persuasión. Sin embargo, no es más que un engaño. Es una seducción. Entonces, aparentemente con la aprobación general de la humanidad, la Intervención puede comenzar y puede realizarse sin violar las restricciones que impiden la invasión, la conquista, etc.

Si su mundo existiera en una zona muy remota o desconocida, un área donde no se hubieran establecido este tipo de reglas para el comercio y la conducta, entonces se intentaría la conquista militar, porque no habría nada que lo impidiera. Pero los que buscan aprovecharse de este mundo no se involucran en la conquista militar. No lo necesitan. No es su énfasis. No es su propósito. Ellos no están organizados para hacer eso.

Ellos confían en su debilidad, mientras que ustedes deben aprender a confiar en su fuerza. Ellos confían en su falta de confianza en el espíritu humano, mientras que ustedes deben aprender a confiar en este espíritu en su interior. Su presencia aquí supone grandes peligros para la humanidad, y también grandes oportunidades si la humanidad puede responder responsable y sabiamente.

Por lo tanto, es nuestro deseo y nuestra intención ayudarles en esta preparación, dándoles una perspectiva y una orientación sobre la realidad que ahora están enfrentando y enfrentarán continuamente de ahora en adelante. Porque no hay forma de regresar a su antiguo estado aislado. Ahora tienen que aprender a valorar y proteger su libertad, a consolidar su libertad y a construir su libertad en un entorno donde la libertad estará bajo constante desafío. Sólo un mundo que es fuerte, está unido y es prudente en sus relaciones con la Comunidad Mayor puede mantener su autonomía y permanecer libre en el Universo. Esto es cierto para todos los mundos libres, ya sea que existan en las zonas de congregación o lo hagan en zonas remotas que rara vez son visitadas.

Esta es la naturaleza. El hecho de que otros mundos hayan creado mayores niveles de tecnología no cambia las realidades de la vida. Sólo hace que las interacciones entre los mundos sean más complejas y a menudo más difíciles de discernir. Es más fácil reconocer un enfrentamiento militar que reconocer la intención oculta de los que vienen pareciendo dar regalos, respuestas y maravillas tecnológicas.

La humanidad carece de educación con respecto a la Comunidad Mayor. Y es por eso que son tan vulnerables. La humanidad está dividida entre sus naciones y sus culturas. Y es por eso que son tan vulnerables. Sus disposiciones y sus creencias religiosas no pueden prepararlos adecuadamente para lo que enfrentan ahora.

En la Comunidad Mayor, hay muchas razas que han alcanzado niveles muy altos de madurez en su comprensión espiritual, así como un estado de libertad que la humanidad todavía ni siquiera se ha acercado a lograr. A diferencia de aquellos que los están visitando a ustedes, estas sociedades no se involucran en el comercio interplanetario en un grado muy alto, si es que lo hacen. Ellas no están involucradas en la exploración. No son exploradores de recursos. No buscan ganar alianzas para obtener ventajas políticas o económicas, salvo en determinadas situaciones para su propia defensa. Ellas no explotan otros mundos. No buscan seducir a razas jóvenes que están emergiendo a la Comunidad Mayor. Ellas no se involucran en la guerra. No forman parte de Colectivos.

Sus aliados, a los que representamos, demuestran este establecimiento, el establecimiento de las razas libres. Esta libertad es muy difícil de lograr y mantener en el Universo. Para funcionar con éxito en la Comunidad Mayor, ustedes deben ser autosuficientes, deben estar unidos y deben ser muy discretos. ¿Ven que la familia humana esté demostrando estas cualidades en este momento? ¿Están demostrándose dentro de ustedes y en sus relaciones? Estamos impartiéndoles una mayor Sabiduría, una Sabiduría que para nosotros ha sido difícil de lograr y que hemos logrado con un gran costo. Nuestra capacidad de estar aquí para ayudar a la humanidad es una demostración de este logro. Porque a diferencia de los que intervienen en su mundo en este momento, nosotros buscamos sólo observar y aconsejar. Una vez que nuestras transmisiones sean completadas, tendremos que retirarnos por nuestra propia seguridad. Porque estamos aquí sin ningún permiso oficial de las autoridades comerciales, las organizaciones supervisoras y cosas como estas. Si los que están interviniendo en su mundo nos descubrieran, seguramente pereceríamos.

Tras la presentación de nuestra primera serie de Discursos, nuestra propia seguridad está ahora en peligro. Aquellas razas que están interviniendo en su mundo ya han comenzado a buscarnos en su sistema solar. Por lo tanto, debemos difundir esta información y luego retirarnos a un punto mucho más allá de su mundo, a un lugar desde donde ya no podremos observar la Intervención directamente. Es por eso que tenemos que darles esta información ahora. Es por eso que ustedes deben tratar de aprenderla y utilizarla lo mejor que puedan. Porque una vez que nos alejemos, no habrá más ayuda directa para ustedes.

Es por eso que damos a estos informes la máxima importancia. Es por eso que ustedes deben recibirlos y reconocerlos como tales. Vamos a darles lo que necesitan saber sobre la naturaleza de los Colectivos: cómo funcionan, por qué están aquí y qué están haciendo en el mundo. Les daremos una visión general de las realidades de la vida inteligente en el Universo y cómo sus interacciones ocurren realmente. Les daremos una perspectiva sobre la importancia estratégica de su mundo y sobre en qué situación se encuentra en relación con otros mundos habitados en su proximidad. Hablaremos también de los Poderes Espirituales mayores que existen en el Universo y dentro de la familia humana.

Su aislamiento ha terminado. Ustedes nunca lo tendrán de nuevo como lo han conocido hasta ahora. Por lo tanto, escuchen con atención todo lo que estamos a punto de decirles.